domingo 25.06.2017

Super Rugby

Sábado 4 de Marzo de 2017

Lección aprendida

  • Votar No interesante Poco interesante Interesante Muy interesante Indispensable
Agustín Creevy llega al try con el apoyo de Tomi Lezana (Foto Jaguares/Steve Haag)
Por: Eugenio Astesiano

Fue duro, pero la sensación de que el equipo de a poco va apareciendo, se puede sentir en el aire. Jaguares cayó ante Stormers por 32 a 25 en Newlands en un partido que tuvo a tiro a quince del final y que por diversas razones (entre ellas, disciplinarias) no pudo venir. El equipo argentino tuvo en la defensa un hueso duro de roer y en el ataque con los delanteros, una herramienta de dominación a su rival que con la receta clásica -sometimiento con los 5 de adelante y una pareja de medios despierta que habilita a veloces backs- se había impuesto en los primeros 30 minutos de partido, cuando a jaguares se le hizo difícil tener la pelota si no era por recuperación, porque la obtención fue escasa y la que hubo, de calidad dudosa.

Por eso, el 17-11 del entretiempo reflejaba lo que estaba pasando en campo: un equipo que iba para adelante, dominando pero con problemas para definir por la buena marca del rival y un rival presto a intentar jugar con lo que encontrara boyando y que a puro tackle, cerró muchas veces los caminos al ingoal.

Para destacar, el trabajo de la tercera línea: Senatore en el aplomo pero sobre todo Matera y Lezana para defender y atacar con la misma potencia y determinación fueron baluartes de Jaguares en esa primera mitad, lo que corroboraron y acentuaron en los segundos cuarenta minutos. Guido Petti, vale señalarlo, también aportó energía y lucha durante todo el partido.

En el complemento y producto de ese cambio de status en el que el cazado pasó a ser el cazador y viceversa, Jaguares mostró una de las mejores caras (al menos en el sacrificio, lucha, caracter y corazón para revertir un partido complejo) en lo que va de todo el Super Rugby.

Más allá del resultado final que fue una derrota que molesta como toda derrota, esta duele menos porque aún con 13 jugadores (nuevamente dos amarillas condicionaron el resultado, en parte) el equipo se animó a jugar y con muchas caras nuevas en el parque, algo que decían era una las "patas flojas" de Jaguares, se le plantó cara a uno de los planteles más sólidos y encumbrados de la Conferencia Sudafricana.

Hubo complicaciones en el scrum y en el line, pero estaban en los papeles. Lo que sí anduvo fue la defensa. Este nuevo sistema en el que Martín Gaitán tanto traajó desde el fin del Super Rugby 2016, por ahora ha demostrado utilidad. Cierto es que van dos partidos y contra rivales muy disímiles, pero los frutos seguramente se van observando en breve.

Ahora llegará Lions, el subcampeón del torneo (que apabulló a Waratahs en Johannesburgo con una goleada notoria, pero con algunas falencias defensivas) que jugará el sábado en Vélez cuando jaguares haga las veces de local por primera vez en el año.

Razón de más, un partidazo para no perderse. Expectativas y propuestas es lo que sobran.

 

Tags:  Stormers  Jaguares  
  • Agrandar texto Achicar texto
  • mail
  • Imprimir





Copyright © 2016 ALRUGBY - Todos los derechos reservados.

Comercial:
Tel: 4349-1500